0c1343b90ead22aa6edb2967eb8a6ec3La Orden advierte a sus miembros de que la Biblia, tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento, no pertenecen a su Canon. Ya que el NT no fue escrito por los discípulos Nazarenos de Yeshu (Jesús) y sus seguidores de primera mano. Fueron escritos por la escuela de Pablo de Tarso, la escuela Cristiana Romana, ahora Iglesia Católica. Ni el AT fue usado por los Nazarenos sino usaban, ocultaban y atesoraban otros textos como el Ginza Rba (Gran Tesoro).

Pablo en algún momento perteneció a la antigua Orden Nazarena. Era supervisado por Pedro, quien a su vez tenía el encargo por parte de Jacob (Santiago), el líder de los Nazarenos después del fallecimiento de Yeshu, de llevar el conocimiento Nazirutha a tierras extranjeras. Pedro eligió a Pablo para este trabajo por su facilidad oratoria y por tener doble nacionalidad, romana y judía, eso le facilitaba transitar por el imperio Romano. Pero poco después, Pablo comenzó a transgredir los principios básicos del Nazarenismo, principalmente la abstención del alimento de la carne, y entró en conflicto con Pedro. De esta forma, él decidió crear su propia escuela y lejos de la autoridad Nazarena, re-interpretó totalmente al Jesús de los Nazarenos; con el paso del tiempo sus discípulos Greco-Romanos hicieron lo mismo y crearon sus propios textos, alejándose cada vez más y más con el paso de los siglos del conocimiento original Nazirutha y creando su propio dogma. Pablo, era famoso en la antigüedad por ser un gran orador y mentiroso en círculos Gnósticos, al igual que su escuela, quienes incluso falsificaban sus propios textos y cartas. Tan es así que de los 13 documentos atribuidos a Pablo, 6 se consideran falsos. Los primeros discípulos de Pablo tenían el conocimiento del nivel Oyente de la secta Nazarena. Y tenían poco conocimiento o casi nada de los niveles Tarmidaya (Sacerdotales) o Ginzaya (Tesoros de la Vida).

La Orden no prohibe leer esos textos, incluso los consideramos bellos. Pero advertimos que contienen fantasías y relatos falsos acerca de Yeshu. En ellos, se puede observar como las mujeres son hechas a un lado, cuando en la Orden muchas eran Sacerdotisas. Los demás Apóstoles, excepto Pablo (el “campeón” de la escuela Paulina-Romana), son puestos como analfabetas e ignorantes; cosa que es totalmente contraria en los Evangelios Gnósticos. Las mujeres Apóstoles como Miryai (Ma. Magdalena), Miriam (la madre de Yeshu), Salomé (segunda esposa de Yeshu), Marta fueron borradas y la lista romana fue hecha con fines patriarcales. Esa lista de Apóstoles la consideramos poco fidedigna en la Orden, ya que los antiguos Nazarenos siempre buscaban el equilibrio Nhura(femenino)-Ziwa(masculino), tanto externo (en la Orden) e interno (individualmente). Así que sus Evangelios deben ser leídos con sabiduría y criterio.

También consideramos que muchos de los dichos en el Nuevo Testamento son palabras originales de Yeshu. Y muy probablemente no habrían llegado hasta nuestros días si no hubiera sido por el Cristianismo Romano. A pesar de ser editado por Jerónimo en el siglo IV, añadiéndole falsedades como él mismo confiesa en su carta a Joveniano. Aquí pueden ver la lista de ellos: https://esenios.wordpress.com/2012/07/13/los-setenta-y-dos-dichos-de-yeshu-recogidos-del-nuevo-testamento/

Para ver el Canon de la Orden, pueden dar un vistazo en este link: https://esenios.wordpress.com/2015/03/12/canon-de-la-orden/

También la Orden advierte a sus miembros de no caer en la trampa del ego, de que por pertenecer a tal o cual Camino Espiritual uno alcanzará la iluminación, la simple pertenencia no es suficiente para entrar en los Olam d-Dakia Qadmonia (Mundos de Pureza Primordial).

Shalama (Paz) a Todos…

Anuncios